jueves, 22 de junio de 2017

No tengo miedo de Niccolo Ammaniti

Estoy en uno de esos periodos en que quieres leerlo todo y no encuentras tiempo suficiente para la cantidad de libros que te gustaría leer a la vez. Después de cierta sequía y aburrimiento lectores, necesitaba un impulso de este tipo, con libros que me han gustado mucho y recomendaciones acertadas.

Dos días me ha durado este libro. Es cierto que han sido dos días de fin de semana y de piscina, el estado ideal para leer mucho. Pero también es cierto que es un libro breve.



Título: No tengo miedo.
Autor: Niccolò Ammaniti.
Editorial: Anagrama.

Tengo desde hace años un libro de este autor y nunca me he decidido a leerlo, pero esto va a tener remedio en breve.

El protagonista de esta historia es un niño, Michele, que vive en un pequeño pueblo (ni siquiera es un pueblo, son cuatro casas) durante un verano de calor sofocante. En esos días, el niño hará un descubrimiento que lo cambiará todo.

Como os digo, me ha encantando este libro, sencillo, breve, emotivo, porque está contado desde el punto de vista del niño, en su total inocencia, y a la vez vemos el mundo de los mayores desde sus ojos.

Ya tenéis una recomendación para el verano. Y pronto llegarán más, porque en estos días he leído alguna cosa más, y últimamente mis lecturas están resultando grandes aciertos.

miércoles, 21 de junio de 2017

Verano

No es exactamente mi estación favorita, porque no llevo demasiado bien el calor (sobre todo un calor como el de estos días, que nos derretimos) pero este curso, precisamente este año, estaba deseando que llegase este día.



Porque significa que me quedan un par de días con alumnos, y luego ir a trabajar será más relajado.




Y porque a mis hijos apenas les quedan días de clase, y las vacaciones son más que necesarias para ellos a estas alturas.




Así que ahora mismo solo puedo pensar en planes de verano: en días y días de piscina, en barbacoas, en escapadas a la playa (sí, también pienso en la playa, aunque pueda parecer mentira), en noches de paseos al fresco,  en tiempo dedicado a mis hijos, en horas y horas para mí,...



Y también pienso en mi ansiada cuenta atrás, que hoy ya es casi insignificante.




Contadme cómo se presenta vuestro verano.

martes, 20 de junio de 2017

Papeleos

Algunos de los que pasáis por aquí estáis de alguna forma relacionados con el mundo de la enseñanza: sois profes, tenéis parejas que lo son, tenéis hijos en edad escolar... Y otros no tenéis nada que ver con esta historia, pero os gusta leer mis anécdotas y mis quejas sobre la profesión, desde dentro, y también desde fuera como madre.




En los últimos años, a los profesores se nos han ido multiplicando las tareas que no tienen que ver con lo pedagógico y sí con lo burocrático. Cada vez tenemos que hacer y rellenar más papeles, cada curso dedicamos más tiempo a cuestiones administrativas que no guardan relación con el trabajo del aula, y si la tienen es de forma muy lejana.

Este año tengo pocos alumnos, así que no voy a quejarme, pero de cada uno de ellos tengo que hacer papeles y más papeles, personalizados, de todo lo que se ha trabajado durante el curso, de las competencias alcanzadas, de las posibilidades que el alumno tiene para el curso que viene...




A eso este año se han sumado los estándares de aprendizaje, algo que en teoría me parece positivo, pero que en la práctica ha resultado ser más trabajo y más burocracia añadida a la que ya teníamos.

Por ejemplo, imaginad un estándar de aprendizaje como:

"Pronuncia correctamente, vocalizando y con claridad"




Sí, no me lo invento, existe. Tengo que darle una nota del uno al diez, tengo que hacer media con el resto de estándares. A este lo considero básico, así que los básicos van por un lado, los no básicos van por otro, y luego hay que hacer la media entre unos y otros también. Y tenemos, no voy a decir cientos pero sí decenas de estándares como ese, muchos de ellos difícilmente evaluables, tipo:

"Disfruta de la literatura como fuente de placer estético"

Puntúa eso, si puedes.




El final de curso se presenta así.