Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2014

Catorce cosas que molan de 2014

Mañana decimos adiós al año 2014.  Y creo que, con todo lo que tengo por hacer, mañana no voy a tener tiempo ni de pasarme por aquí. Así que he decidido despedir el año en el blog hoy mismo.




Catorce cosas que molan. He conocido de esta iniciativa hace un par de semanas. Se trata de sacar lo positivo de este año que termina.

Me ha costado un montón pero, como estoy de bajón, me ha venido bien reflexionar sobre cosas buenas de este año, así que ahí va mi lista (fotos familiares incluidas) de catorce cosas que molan del 2014. El orden es lo de menos:


1. El primer concierto (unos segundos nada más) de mi peque con su instrumento. Amor de madre total y absoluto, ni siquiera pude grabar o hacer una foto, gracias a los pocos segundos, porque aguanté la respiración hasta que terminó. Felicidad extrema.



2. Mi niño mayor al quitarle los brackets, todo dientes y todos en fila, todos de color blanquérrimo, perfectos.

3. Comprar por primera vez ropa a uno de tus hijos en la sección de hombre: una …

Lo que fue de ella

Uno de los últimos libros de este año.



En realidad, tengo un par de ellos sin reseñar, pero creo que van a quedar así.




Lo que fue de ella es la segunda parte de Si decido quedarme.

No voy a hablar mucho del argumento, sobre todo por si no habéis leído el primero.

Esta vez la historia está escrita desde el punto de vista del protagonista masculino, Adam.



Al principio, como él, el lector no entiende muy bien qué ha pasado. Pero luego se van atando cabos y se va descubriendo el por qué de las cosas.

Sin la inmensa emotividad de la primera, más pausada y a la vez más realista.




Me ha gustado mucho. Totalmente recomendable.

Si queréis comprarla, aquí tenéis un enlace a Amazon.

Lo que fue de ella (Novela)

Mis pelis en 2014

De verdad que este año ha sido penoso en cuanto a películas, al menos por lo que a mí respecta.

Pensaba ir al cine más a menudo, y lo que he conseguido es ir poquísimo, casi nada, ni en pareja, ni sola ni con los niños. Un desastre total.

Me salvan un poco los maratones de fin de semana con mis hijos, sobre todo con el mayor.

Las he ido apuntando a medida que las veía, aunque con lo desastre que soy, creo que no están todas, pero sí la mayoría, y me da una vergüenza infinita. No creo que nunca haya visto tan poco cine, ni en casa ni fuera, como este año. Mi media solía estar en torno a dos, tres pelis a la semana. Mirad lo que ha sido 2014:

1. Gravity
2. Frozen



Banda sonora del año en mi casa. Cansados que estamos de levantarnos con: "hazme un muñeco de nieveeeeee...."

3. Doce años de esclavitud
4. Agosto
5. La ladrona de libros
6. Mud



Esta película me reconcilió con el actor de apellido difícil, al que no podía ver y ahora admiro mucho.

7. La Legopelícula
8. Her


A muchos le…

Mis series en 2014

Apenas he visto películas este año, pero lo que sí he hecho ha sido ver series:

The good wife.




Orange is the new black.




Sherlock.




True detective.




House of cards.



Fargo.




Juego de tronos.




Les revenants.



My mad fat diary.




Scandal.



The knick.



The honourable woman.




Ha sido un año bastante bueno en cuanto a series. Y, si me tuviera que quedar con tres favoritas, esas serían:

My mad fat diary.

True detective.

Juego de tronos.


Lo fácil

En las fiestas, con la familia reunida en torno a una mesa, a comer, a cenar, a desayunar, vuelta a comer... tendemos a complicarnos las cosas más de lo que deberíamos.

Ahí van mis autoconsejos para este año:

1. No cocines nunca, nunca, nunca un plato por primera vez cuando tienes invitados. Eso es de primero de anfitriona. Lo ideal es hacer eso que te sale bien o, como mínimo, tenerlo probado y bien probado semanas antes, para no cometer fallos de principiante. Si no, mirad esto.




2. Tirar por lo fácil. A ver si me explico. Mejor un plato de jamón del bueno que un experimento de paté que no has hecho nunca o nadie ha alabado cuando lo hiciste. Unos entremeses buenos, y un pollo bien hecho mejor que esa pularda rellena que no sabemos cocinar ni sabemos si gustará.




3. Nada de cosas de última hora. Hace ya años que desistí de hacer comidas o cenas en Navidad que implicaran que todo el mundo estuviese sentado a la mesa mientras yo estaba en la plancha o en la sartén para que todo estuvies…

Feliz Navidad

Ha llegado.

Después de los preparativos, la espera, las compras de última hora,... Ya está aquí.

Y no sé qué deciros.

Sólo que me siento muy feliz de que paséis por aquí y de poder felicitaros las fiestas un año más.



Os deseo una muy muy muy Feliz Navidad.

Mis libros favoritos del 2014

No voy a hacer aquí una lista de los libros leídos en este año, más que nada porque para eso tengo una pestaña por ahí arriba.

Sí voy a recordar los que más me han gustado. Tengo que decir que estoy leyendo un libro que me está gustando mucho, y que lo terminaré esta noche, probablemente, y que puede que entrara en esta lista, pero que ya lo voy a dejar para la del año que viene...

Ahí vamos:

Novecento. Volver a Baricco ha sido BIEN.




Carta de una desconocida me descubrió a un autor del que ya he leído más cosas y con el que voy a repetir más veces. Muchas más.





Eleanor&Park puede que haya sido para mí el mejor libro que he leído este año. Junto con otro del que hablo un poco más abajo, claro.





Ana Gavalda también ha sido una autora nueva para mí y que me ha gustado mucho. Leí Quisiera que alguien me esperara en algún lugar.





Si decido quedarme ha sido un libro que me dejó buen sabor de boca. Ahora mismo estoy leyendo la segunda parte.




El Jilguero. Otro gran descubrimiento. Si tuviera que …

Buen intento

El sábado por la noche me convencí a mi misma para lo que iba a ser un día totalmente slow.

A las diez de la noche fui s buscar a mi chico al trabajo (se le ha estropeado el coche) y me dio la noticia de que le tocaba trabajar el domingo. A las seis de la mañana.



Ya estaba viendo mi día slow poco a poco yéndose por el desagüe.
Domingo.
Me levanto a las 5,40 para llevar a mi chico a su trabajo. No me puedo quedar sin coche por el lugar donde hemos quedado a comer y porque tengo que hacer un recado por la mañana. Me pongo unas botas y un abrigo sobre el pijama y salgo pitando. Son diez minutos de ida y otros tantos de vuelta. Vuelvo despejada pero me obligo a volver a la cama.




No me duermo, y no me duermo. Al final, a las ocho y media, consigo dar una cabezada y, justo en ese instante, se me levantan de la cama los dos, como si se hubieran puesto de acuerdo. Son las nueve y cuarto.
Preparo tostadas para todos y desayunamos. Ellos tardan un suspiro, quieren aprovechar las vacaciones, la t…