Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2015

Yo antes de ti. Jojo Moyes

No sé si lo sabéis, pero me apunté a la lectura conjunta del último libro de Jojo Moyes, Uno más uno.

Y lo de la lectura conjunta ha ralentizado mis lecturas del mes, porque la propuesta era leer un número determinado de capítulos a la semana.

Como soy muy buena y muy obediente, así lo he hecho, pero, claro, me quedaba con ganas de más, así que me hice con el libro anterior de esta autora, que tuvo mucho éxito, y me dispuse a leerlo también.


Título: Yo antes de ti.
Autora: Jojo Moyes.
Editorial: Suma de letras.

Así lo he hecho, y he terminado los dos libros casi a la vez.

Os hablaré primero de éste. Y muy brevemente.

Me ha gustado mucho la historia, sin ser nada original, y aún sabiendo cómo iba a terminar desde casi el principio del libro.

La forma de narrar de esta autora es muy ágil y actual, me gusta su manera de contar las cosas.

El argumento arranca cuando una chica sin aspiraciones ni estudios entra a trabajar cuidando a un joven tetrapléjico.

Es una lectura entretenida para las…

Modo vacaciones

Nosotros en casa estamos casi todos de vacaciones.



El fin de semana de relax creo que ha dado sus frutos, porque hoy, cambio de hora mediante, no me he levantado antes que las gallinas y estoy bastante más tranquila que en los últimos tiempos.

Además, lo nunca visto, mientras escribo esto, a casi las diez de la mañana, mis hijos aún no se han levantado. Creo que todos necesitábamos urgentemente estas vacaciones.



En la semana que tengo por delante no voy a hacer nada.

Vale, ya sé que no me creéis. No voy a hacer nada a lo que me sienta obligada. Nada de preparar clases, nada de limpiar y planchar (está aquí mi madre y a ella le encanta planchar la ropa), nada de prisas ni de estar detrás de los chicos para que hagan sus deberes o estudien. Nos hemos puesto de vacaciones de todo.



¿Qué quiero hacer?

Quiero cocinar un poquito, hacer pan para las próximas semanas, leer mucho, ver un poquito de cine o tele, o las dos cosas, comer extremadamente bien, cuidarme mucho, salir a dar larguísimos …

En esta semana (15)

Bueno, no creo que esta semana pueda calificarse de buena, entre otras cosas por el terrible accidente aéreo del cual no voy a hablar porque estoy conmocionada.

1. El viernes tuvimos Jornadas Culturales en el insti, y lo pasamos genial. Mis chicos son de todo menos unos artistas, si no, una muestra.



2. La "gamificación" de una materia.



3. Una imagen que me ha encantado.


3. Kireei de nuevo. No estoy de acuerdo en todo pero sí en muchas cosas.

4. Muy triste. Historias en sólo dos líneas. Abstenerse si no tenéis un buen día.

5. Una frase.


Nos leemos mañana.

100HealthyDays (4)

Semana de mucho, muchísimo trabajo, con dos tardes completas de evaluaciones hasta las mil, con mucho cansancio acumulado, pero por fin estamos de vacaciones.

Cuando leáis esto, yo estaré seguramente en Asturias disfrutando de un finde romántico en un spa.



En esta semana, a pesar de comer fuera de casa y de trabajar tanto, he seguido mis propósitos al pie de la letra.

Alimentación.

El lunes y el jueves he comido fuera de casa, en el restaurante donde comemos siempre que tenemos que trabajar por la tarde. Un restaurante buenísimo en el que se come genial y que tiene los mejores postres del mundo mundial. Pues tenéis que saber que he comido muy bien y no me he salido nada de nada de mi plan de alimentación.

Bueno, en realidad el jueves comí pimientos rellenos de merluza, que no son muy light, pero lo compensé en todo lo demás y es que los hacen tan ricos que no me pude resistir. Y no me permití postre, a pesar de que su tarta de castañas es mi preferida del mundo, porque he decidido qu…

Hoy

Esta semana me siento como si una apisonadora me hubiera pasado por encima.



He trabajado muchísimo, como todos los fines de trimestre, supongo, pero además he intentado seguir con mi vida sana, salir a caminar, alimentarme bien,...

Hemos tenido al peque de la casa malito. Nada del otro mundo. El lunes lo llevé al cole y a los quince minutos lo tuvo que recoger mi chico porque no paraba de vomitar. Finalmente han sido tres días en casa, y nos hemos tenido que repartir. 



Por eso el martes no he ido a trabajar. Pero, tonta de mí, me levanté escandalosamente pronto, y aproveché para terminar un proyecto que parece que no acababa nunca y que a estas alturas ya debería haber entregado. Un proyecto del instituto relacionado con las exposiciones orales y hablar en público.



Total, que el lunes llegué a casa a las once, hora en la que normalmente estoy durmiendo. Y ayer, jueves, a las nueve, saliendo de casa a las siete de la mañana. Y no estoy acostumbrada a tanta caña.

Hoy es el día fuerte d…

De Campos

Tengo que hacer aquí una confesión.



Soy de Tierra de Campos.

Sí, esa extensa zona llana, de campos de cultivo, situada entre Palencia, Valladolid, Zamora y un poquito de León, que históricamente se llamó Campos Góticos y de ahí derivó simplemente a Tierra de Campos.



Ser de Tierra de Campos supongo no es como ser de cualquier otro lugar. Ser de Campos te moldea el carácter y te convierte en una persona diferente en tu relación con el mundo, sobre todo con el espacio geográfico, y en especial con el clima.

- Miras al cielo en una noche de verano y dices cosas como: mañana va a hacer muchísimo calor. Así, sin más. No sabes por qué lo sabes, pero lo sabes.




- Oteas el horizonte ( y es que en mi tierra si miras al horizonte puedes ver muy muy lejos) y dices o piensas cosas como "por allí, a unos ocho kilómetros, parece que está lloviendo".



- Hueles el aire de una tarde de verano y piensas: " se avecina tormenta".



- Lleva diez días lloviendo, todo el mundo está harto y se…

Crema de manos

Llevo unos días sin tiempo para nada, sin contestar a vuestros comentarios, sin abrir el correo... Las evaluaciones, que aún no hemos terminado, se han juntado con mi peque que ha pasado dos días en casa con el estómago mal. Hoy parece todo volver a la normalidad, más o menos. En esta semana sí estoy deseando vacaciones, para qúe os voy a engañar.

Y ahora, al lío.

Lo que os voy a decir hoy os va a parecer una tontería, pero es algo a lo que llevo dando vueltas ya unas cuantas semanas, o meses.



Tengo que hacer una confesión: en mis casi cuarenta y dos años, nunca he usado una crema de manos.

Nunca he sentido la necesidad.



Tampoco uso a diario crema para el cuerpo, una vez a la semana durante el invierno, como mucho, y todos los días, eso sí, en verano.



Odio la sensación grasa en las manos. En realidad la odio en cualquier parte, y en la cara más que en ningún otro sitio. Supongo que tiene que ver con tener la piel grasa desde muy jovencita.



Pero ahora, no sé, en los últimos meses, a v…

Encajar

Encajar es difícil para la mayoría de las personas. Mucho.



No creo que haya nadie que encaje en todas partes. Quizá te vaya bien con tu familia, pero no tanto con tus amigos. Quizá en el instituto todo vaya sobre ruedas, pero a lo mejor no te encuentras bien contigo mismo.

Encajar es complicado para todos,  y a algunas personas, pocas, no les importa demasiado no hacerlo. Pero la mayoría de nosotros intenta encajar en los lugares donde vive, donde trabaja... y eso es más complicado aún cuando tienes trece, catorce, quince años, cuando tu cuerpo cambia casi cada semana, haciendo que no te sientas bien con él, cuando te crees mayor para todo pero no lo eres para casi nada.



Encajar es casi nuestra mayor aspiración durante esos años de adolescencia. Y a la vez sentirnos especiales. Saber que encajamos pero que somos diferentes, que tenemos nuestra personalidad, a pesar de que la estamos formando y nos estamos dejando influir por todo lo de alrededor.

Con todas estas contradicciones juntas…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.