Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2015

En esta semana (24)

Una semana de lo más ajetreada ha sido ésta que termina. Y no me espera nada distinto en la siguiente. Pero dentro de poco estaré de medio-vacaciones (ya os contaré lo que tengo previsto este verano), así que no me quejo.

1. Hace mucho tiempo, escribí una entrada sobre un grupo de alumnos que tenía. Ese grupo aún sigue por el instituto. Han evolucionado, han cambiado mucho, pero hoy releyédola me he emocionado, así que ahí os va.



2. Yo quiero esto en mi centro. Que no, que sé que esto es imposible, pero soñar es gratis...



(Estas dos imágenes las he sacado del post de Elena que os enlazo arriba)

3. Juego de tronos en momentos álgidos. Ya solo quedan tres capítulos para acabar la temporada y la cosa está que arde.

4. Una frase. Está muy claro.


Y eso es todo por hoy, mientras disfruto del pueblo, de la familia, de mis sobrinos... Mañana, a volver a clase.

100HealthyDays (13)

Estos 100 días están, poco a poco, llegando a su fin. Cuando terminen, tocará hacer balance. Y a lo mejor no lo estoy haciendo tan bien como parece. O sí, no sé.

Alimentación.

He vuelto a ser (un poco) estricta con esto, porque me había relajado en estas dos últimas semanas.

He regresado a mis desayunos estupendos.


Mis ensaladitas.


Las fajitas integrales.


El pollo a la plancha.



Y algunas otras cosas que me han venido muy bien.




Ejercicio.

Domingo: Tocaba volver al redil, así que fui a caminar mientras el peque estaba en tenis. 6 km y medio.

Lunes:Quería haber hecho yoga, pero no estaba el cuerpo para ello. Salí a caminar 7 km.

Martes: Compras y recados variados. Nada.

Miércoles: Yoga.

Jueves: Tocaba caminata para cumplir con mis objetivos. Pero al final fueron un par de coca-colas con unos ex-alumnos. Fue muy divertido y me vino muy bien. Ah, y peluquería. Así que las horas de la tarde dieron mucho de sí. Lo del ejercicio no pudo ser.

Viernes: libre. Bueno, en realidad, fiestas de cole…

Elegir letras o ciencias

Hace un par de años os hablaba de que aún en los tiempos que corren, existe la diferenciación entre ser de letras o de ciencias. Y que además me cabreaba mucho que se intentara que los alumnos buenos fueran a ciencias y los malos a letras.



Lo dije entonces y me reitero ahora: los alumnos deben estudiar aquello que les gusta y aquello para lo que están más capacitados, e intentar encontrar el equilibrio entre ambas cosas.

Porque uno puede querer ser arquitecto y no estar capacitado para ello, porque es incapaz de visualizar el espacio, por ejemplo. Y uno puede querer ser médico o enfermero y marearse ante la sola visión de la sangre.



Por tanto, todos los alumnos, a una tierna edad, tienen que plantearse si aquello que les gusta es lo que mejor saben hacer, ser realistas con sus capacidades y sus necesidades y decidir en consecuencia.

Ahora, en estas próximas semanas, muchos de nuestros alumnos se encuentran en esa tesitura. Algunos me paran por los pasillos para preguntarme por alguna …

Últimamente

No voy a quejarme otra vez de la falta de tiempo, que ya es un clásico por aquí.

Simplemente, y mientras desayuno, asomo para contar las cosas que estoy haciendo o que tengo que hacer en estos días.



Hoy se va de excursión mi peque, no muy lejos. En realidad van de excursión al pueblo donde yo trabajo, pero no creo que pueda escaparme a verlos, porque no tengo momento... Una pena.

Anoche estuve preparando los bocadillos, las bebidas, unas chuches, esas cosas que a mí me ilusionan cuando los niños van a pasar el día fuera.



Mañana el que se va es el mayor, a Madrid al Parque de Atracciones. Así que también tengo que prepararle los bocatas para todo el día y llevarle a coger el autobús antes de irme a trabajar.

Hoy por la tarde he quedado con unas antiguas alumnas que están estudiando aquí en la universidad. Es su primer curso y llevan aquí todo el año, pero no nos hemos visto, así que ha habido que forzar un encuentro.



Mañana por la mañana celebramos en el instituto una subasta solidari…

El sorteo del cumpleblog

Ya han llegado a su destino los libros que envié como regalo de cumpleblog.

Las afortunadas fueron dos personas a las que quiero mucho, a pesar de no conocerlas en persona: Ursu, una chica que seguro que conocéis la mayoría, abierta, muy simpática y activa, viajera incansable y muy divertida. La otra es Sara M. No hablaré de ella porque es más celosa de su intimidad, pero el caso es que tenemos muchas cosas en común y estamos muy en contacto desde hace ya un tiempo.

El caso es que he tardado un montón en preparalo todo y enviarlo, por mis horarios y mis historias de falta de tiempo, porque tenía que encontrar el libro que quería para cada una, y añadirle alguna cosita más como les prometí.

Lo cierto es que lo que más me ha costado es encontrar una caja no muy grande donde cupiera lo que quería mandar, y al final no he acertado mucho porque los libros iban un poquito a presión, forzados, cosa que no me gusta demasiado.

Bueno, al lío. Le hice sesión de fotos a las cositas que envié, así…

Canadá

Es uno de los libros que he estado leyendo en las últimas semanas.

Me ha costado mucho y no porque no sea interesante, sino porque estoy a mil cosas y no podía dedicarle el tiempo que debería, por lo que se me ha ido haciendo largo. Vale, en realidad se me ha hecho muy largo. Y supongo que eso quiere decir que no me ha gustado tanto como creía.



Título: Canadá.
Autor: Richard Ford.
Editorial: Anagrama.

El argumento gira en torno a Dell Parsons, un chico que en la novela tiene tan solo quince años, pero nos cuenta los hechos desde muchos años después. Dell es uno de esos protagonistas que observa, y simplemente nos cuenta una realidad de la que es testigo.

Lo cierto es que esta novela tiene uno de los inicios más impresionantes que he leído últimamente:

"Primero contaré lo del atraco que cometieron nuestros padres. Y luego lo de los asesinatos, que vinieron después. El atraco es la parte más importante, ya que nos puso a mi hermana y a mí en la senda que acabarían tomando nuestras v…

Gente maravillosa

Lo he dicho ya muchas veces, y últimamente me repito un montón, así que no quiero ponerme pesada, pero tengo que insistir, por si alguien no me ha oído, que gracias al blog estoy conociendo a gente maravillosa.

Algunas de estas personas maravillosas son Bienve y Andrea.

Bienve.

Sé que no esperas que te nombre aquí. A Bienve la conocí gracias a un intercambio organizado por Itziar hace ya algún tiempo. Y es una de esas personas maravillosas de las que os hablo, alguien que me gustará desvirtualizar algún día. Cuando comenté, por ejemplo, que me encantaban las portadas de The New Yorker, ella tardó nada y menos en mandarme una revista, y una tarjeta de esa publicación.


En un paquete así de bonito.


 Y lo que había dentro me gustó muchísimo.




Andrea.

Andrea es una lectora del blog de la cual apenas sé nada, pero que cuando hablé de The New Yorker también se ofreció a mandarme una revista porque está ahora mismo en Estados Unidos.
Acordamos un intercambio un poco así, al tuntún, sin fecha cla…

En esta semana (23)

1. Para alegrar el domingo, esta foto. Benicio del Toro y Brad Pitt.



2. Hace un tiempo os hablé de un libro, After, que en realidad es el primero de una saga de cuatro. Os dije que me parecía dañino para nuestros jóvenes. En este artículo se hace una crítica detallada, no a su valor literario, sino a los valores que promueve entre nuestras adolescentes. Por favor, si estáis interesadas en el tema, leedlo, porque me gustaría que me contaráis vuestra opinión. Es un poco largo pero creo que merece la pena.



3. Sigo con el tema de la educación. Los deberes escolares. También de acuerdo con este artículo y con esta madre. Me veo reflejada en muchas de las cosas que dice.



4. Recomendar, como cada semana, mi crítica al capítulo de Juego de Tronos. Por cierto, vaya polémica hay montada con los defensores de los libros y los de la serie... Y, además, el fantástico vídeo que se han marcado los actores de la serie y Coldplay. Es imprescindible si quieres pasar un buen rato.

100HealthyDays (12)

Esta semana tocaba organizarse algo mejor. Sí, tocaba, pero no pudo ser.

Alimentación.

Apenas tengo fotos de la semana porque estoy un poco vaga con la cámara (aquí léase móvil), con las comidas y con todo. Pero me he organizado fatal, no he tenido ganas de nada más que de improvisar y... bueno, que muy mal. No es que me haya pasado, al menos no mucho; he seguido con el mismo estilo de vida que llevo en estos meses, pero sin muchas ganas.

Aunque el sábado para mí cuenta como la semana pasada, os contaré que nos fuimos por ahí de vinos y después de burger.

 El resto de la semana no he comido nada especial ni nuevo. Ensaladas, revueltos...


Una fajipizza.


Y los desayunos de siempre. Pan integral (esta vez casi quemado) con mantequilla y mermelada. Me lo estoy terminando mientras escribo.



Ejercicio.

Esto sí que ha sido un desastre, pero porque mi espalda no me ha dado un respiro. No estaba en condiciones para el yoga y no me ha apetecido salir a caminar, además casi no he tenido tiempo de n…

La familia Bélier

Todo en estos días me llevaba a esta película. Me la recomendaban por todas partes, así que fue el momento de volver al cine.


Y es que el mes de abril pasó sin pena ni gloria, ni películas, y el mes de mayo amenazaba (y casi amenaza) con lo mismo.

Pero esta peli mereció la pena.



Título: La famille Bélier.
Director: Eric Lartigau.



Ha sido la comedia más vista en Francia en este año, o al menos eso dicen por ahí.



Está ambientada en la campiña francesa, en una granja con los quesos y las vacas. Y no os cuento nada del argumento por si la queréis ver.



Me ha parecido una preciosidad, cómica y muy tierna, muy dulce, y, no sé si será porque estoy sensible o qué, pero he llorado muchísimo, y los últimos quince o veinte mintuos sin poder dejarlo. A lo mejor es que me hacía falta llorar un poco...

Os la recomiendo.


Tiempo

Me he dado cuenta de que últimamente una de las cosas que más repito es que no tengo tiempo para todo.



Siempre me pasa a final de curso, es cierto, pero este año lo noto más acusado que nunca, mo es que se me olvida de un año para otro, que también puede ser. Pero, sea como sea, he estado pensando en ello.



Debo decir que esto de la HealthyLife me está quitando tiempo. Y el tiempo que me quita es el de dormir.

Me explico. Las horas de mis días están medidas casi milimétricamente  para que llegue hasta el fin de semana: extraescolares de los niños, correcciones, preparación de clases, deberes y estudio de los dos, la compra y las cenas y comidas y la gestión de la ropa.

Normalmente tengo tiempo de tomar un café con amigas los viernes por la tarde, porque es viernes. Y ya.



Pero si intento coger una hora al menos cuatro días a la semana para caminar, y un rato casi todos los días para poner mi esterilla y hacer un poco de yoga, las cuentas empiezan a no salirme. Y me lo estoy quitando de …