Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2015

Una reflexión

Ayer Itziar de Vidas de mercurio publicaba esto, que es muy breve, pero si no tenéis ganas de leerlo os copio parte del primer párrafo: [...] los privilegios de los doctorandos con más posibilidades económicas; no solo las obvias, también las que vienen de haber tenido la oportunidad, cuando eran niños, adolescentes, de viajar, ir a museos, teatros, lugares que no están al alcance de la clase trabajadora; de haber leído buenos libros recomendados por gente que sabe, haber tenido una formación musical, haber oído conversaciones de nivel…

Y hace unos días, leí en twitter algo que me ha tenido pensando. Decía algo así como que el índice de fracaso escolar era mucho menor entre los hijos de los docentes, acusándonos así de alguna manera (esta fue mi interpretación) de causar fracaso escolar, pero no a nuestros hijos.

Así que hoy quería juntar las dos cosas y hablaros de ello. Porque creo que todo esto es cierto pero no del todo.



Empiezo por el final:

Sí creo que el índice de fracaso …

Algunas cosas que he visto por ahí

Durante este verano, he dejado los recopilatorio os semanales, y ya veremos si los retomo en septiembre o no, depende de las ganas que tenga.

Hoy de lo que sí voy a hablaros es de las cosas que estoy viendo, me interesan o me han llamado la atención en estos días.

Primero de todo, esta foto, que es solo para fans y que no voy a explicar, por supuesto.






He encontrado este enlace: Cien películas para el verano. No las he visto todas ni muchísimo menos (ni ganas de ver algunas, la verdad) pero me he apuntado sobre todo algunas que quiero volver a ver en estos días.



Tom Cruise no es un actor que me caiga especialmente bien, pero me gustó su paso por el programa de Jimmy Fallon.


Por cierto, me había olvidado de deciros que estoy viendo True Detective (la segunda temporada, de la primera ya os hablé aquí) y me está gustando, aunque no convenciendo del todo. Hago una colaboración con Sigue en Serie comentando el capítulo de la semana (ojo, con spoilers).

Y creo que esto es todo de momento, q…

Por fin, vacaciones

Ayer parece ser que tuve el día monotemático, que si mi niño sabe hacer esto, que si mi niño lo otro... En fin, que me lo tenéis que perdonar porque a veces las cosas salen así un día, y al siguiente puedo estar quejándome amargamente de mi peque.

Hoy hace una semana exactamente que estoy de vacaciones.

Los días durante el verano son más largos y, cuando no estás fuera de casa, te parece que no haces cosas, así que hoy quería ver qué cosas he estado haciendo en esta semana.

1. Descansar. No sabes lo que necesitas descansar hasta que por fin puedes hacerlo. No se trata de dormir mucho, porque en realidad sigo levandándome pronto, sino de descansar de rutinas como coger el coche a diario, ir a trabajar bastante lejos de casa, tener algo pendiente siempre en mente. Estoy empezando a relajarme y eso es estupendo.



2. Cocinar. Este invierno he cocinado poquísimo, y cuando hablo de cocinar me refiero a hacerlo porque me apetece, a aprender nuevas recetas, y no a repetir los platos de cada dí…

Una habilidad

Cada uno de nosotros tenemos unas habilidades, capacidades, ciertas cosas que se nos dan bien y que, bien pueden solucionarnos la vida o bien no servir para nada. Pero ahí están y es bueno que las fomentemos si lo consideramos oportuno.

En este año, y más aún en los últimos meses, he descubierto una habilidad de mi hijo pequeño que estoy fomentando.

Os cuento.

El peque es mucho de cine. Supongo que tiene que ver con que sus padres también lo somos, y su hermano mayor. Pero él creo que lo es mucho más que cualquiera de la familia.

Y cuando ve una película, o una serie, a pesar de no conocer nombres de actores o actrices, inmediatamente te localiza a todos los actores que ha visto antes en alguna película en algún momento.

El otro día apareció Keira Knightley en una peli y me supo decir un montón películas que había visto de ella, desde Piratas del Caribe a Quiero ser como Beckham.


Otro día nos ve que estamos viendo House of cards y ¡reconoce a la Buttercup de la Princesa Prometida! Que…

La chica del tren

Últimamente todo el mundo habla de este libro, así que no me he quedado atrás y me lo he leído.





Título: La chica del tren.
Autora: Paula Hawkins.
Editorial: Planeta.


Es una novela de misterio, un thriller que muchos comparan con Perdida, de la que hablé aquí porque me gustó y luego vi la película, que no me gustó tanto pero no estuvo mal.

No sé si la historia se parece, yo creo que no, pero sí te mantiene en vilo con los personajes, bastante bien construidos, y no puedes dejar de leer.

La premisa de la que parte me gusta mucho: una chica, Rachel, viaja cada día en el mismo tren hasta Londres. En su viaje, se fija en los habitantes de una casa que ve desde las vías, en un lugar donde su tren se detiene. La soledad de Rachel hace que se fije en las personas que viven allí, que fantasee con sus vidas.


Me gusta la idea porque da mucho juego, y también la de utilizar narradores diferentes que te van contando fragmentos de la historia.

No me ha parecido una gran novela, ni mucho menos, pero …

Leer en verano

El verano y el cambio de rutinas hacen que algunas personas no lean tanto como durante el resto del año. Por ejemplo, mis hijos en verano apenas leen, y habitualmente sus rutinas hacen que lean un rato todos los días antes de acostarse.



A mí me pasa lo contrario. El verano es la época del año que más leo. Quizá se deba a que durante el curso leo mucho, muchísimo, con mis alumnos en clase, sus trabajos, libros de texto... y tengo menos tiempo y menos ganas de leer lo que a mí me apetece y más de entretenerme con una película o una serie.



Sin embargo, mis días de verano son relajados, y puedo dedicar bastante tiempo a leer.

Las mañanas, cuando termino de recoger un poco en casa y de hacer compras o lo que sea, aún me queda tiempo para dedicar un rato a la lectura.


Por la tarde voy a la piscina prontito, y dedico más o menos otra hora a leer mientras van llegando el resto de los amigos. Cuando estamos todos ya no me concentro, y me dedico más a la conversación, pero a veces el libro está…

Curso de música

Este verano pretendíamos que el peque fuera a algún curso de música fuera de la ciudad.



Se trataba de solo una semana, iba con su profe, que es un encanto, y con un montón de actividades programadas. Además, le daba la opción de no dormir allí, sino de llevarle e irle a buscar todos los días, aunque eso supusiera un montón de kilómetros por nuestra parte.

Al principio dijo que sí, le parecía genial alejarse de casa unos días. Pero luego se echó atrás, y no hubo manera de convencerle. Así que este año no va a ser, quizá porque es demasiado pequeño, quizá por sus problemas para socializar.



Pero sí va a ir al mismo curso que fue el año pasado, aquí en la ciudad, cerquita de casa.

Su profesora ya le escribió hace unos meses y le encanta la idea de volver con ella este curso, porque es una chica joven, muy activa y cercana a ellos, como una niña.

Será durante una semana y empieza ya, en unos minutos.



Tengo la suerte de que un amigo de mi hijo mayor también va, como el año pasado, y pasa po…

Heather Theurer

No sé por qué, últimamente me da por lo clásico. Tengo que estar haciéndome mayor de verdad, porque normalmente en cuestiones artísticas soy más de otro tipo de cosas, pero es que lo más clásico y "normal" me llama, cuando nunca lo había hecho antes.

Hace un tiempo que tengo guardada en Pinterest esta imagen.



Una vuelta de tuerca al estilo clásico de un personaje Disney que me encanta.

Busqué a su autora y encontré estas imágenes. 


Y aquí os las traigo.



Parecen pinturas de hace siglos, y por eso me han gustado.



Especialmente esta última. Será porque tengo debilidad por Mérida...


Mi experiencia como tribunal de oposición

Esta entrada me ha quedado un poco larga. No hace falta que os molestéis en leerla. Simplemente tenía que escribir sobre ello para poner el punto final a la pesadilla (o al menos eso espero)

Ya me habéis oído quejarme por ahí de la horrible experiencia que he tenido con esto de las oposiciones, pero no os podéis imaginar hasta qué punto.



Sólo os diré que no he visto tanta gente cabreada junta, ni llorar a tantos profesores hechos y derechos, o ponerse enfermos, pero enfermos de verdad, de exceso de trabajo y del mal trato recibido, y con esto no me refiero a los opositores, a los que hemos intentado tratar lo mejor que hemos podido, sino a los profesores que formábamos parte de los tribunales de oposición.

Os contaré un poco, sin entrar en detalles, como ha sido el proceso.

Esto de ser tribunal te toca en un sorteo, y no te puedes escaquear, no, al menos, que yo sepa. Y a mí me tocó.

Doce tribunales, a cinco profes por tribunal, es mucha gente movilizada en una provincia. Muchos de e…

Un grito de amor desde el centro del mundo

Dina me recomendó este libro, y decidí que era una buena lectura para estos días.



Título: Un grito de amor desde el centro del mundo.
Autor: Kyoichi Katayama.
Editorial: Alfaguara.

Me ha durado un suspiro.

Sinopsis:  Sakutaru y Aki se conocen en la escuela de una ciudad de Japón. Él es ingenioso, precoz y algo sarcástico. Ella es inteligente, hermosa, agradable y popular. De la camaradería, la relación evoluciona hacia el amor cómplice. Ambos se convierten en inseparables. Un hecho trágico pondrá a prueba un amor sin límites.Una inolvidable historia de amor.

Los personajes se hacen muy creíbles, y el tono que emplea el escritor es lírico, con párrafos muy hermosos para describir sentimientos.



Me ha gustado mucho, pero (sí, hay un pero) debo decir que en los últimos tiempos he leído tres novelas de amor adolescente y trágico de las que he hablado aquí: Bajo la misma estrella, Blanca como la nieve, roja como la sangre y ésta. Y recomiendo antes cualquiera de las dos anteriores. No sé …

Mi experiencia como opositora

Allá por el año 97 (sí, lo sé, soy muy mayor), en septiembre, volvía yo de mi viaje de novios, y me traía bajo el brazo, recién compradito en Madrid, el temario de las oposiciones. No sabía que ese temario me iba a acompañar en tres mudanzas y durante los siguientes once años. Pero si lo hubiera sabido, probablemente no habría cambiado nada.



Entonces no sabía lo que iba a ser de mí, lo que la vida me iba a deparar, pero tenía claro que quería ser profe, y me iba a dedicar a ello hasta que lo consiguiera.

A mi alrededor surgieron un montón de voces discordantes. No de mi chico, la persona más cercana que tenía entonces, en nuestro apartamento alquilado con cuatro muebles, sino de los amigos, los familiares...

Recuerdo, como un puñal que tengo clavado y que nunca he devuelto pero no creáis que no se me pasa por la cabeza, a uno de los amigos de la pandilla decirme:

- Pero si ya estás casada, y tu marido tiene un sueldo fijo... ¿qué vas a estudiar tú? Mira, te aseguro que no vas a trabaj…

Prejuicios

Todos tenemos prejuicios. Y quien diga que no, miente.



Los prejuicios, las ideas que tenemos de cómo son las cosas y de cómo los demás antes incluso de conocerlos, vienen con nosotros como una herencia genética.

No es que sea exactamente algo genético, pero sí forma parte de nuestra herencia porque está en nuestra educación. Nuestros padres nos transmiten esos prejuicios desde el mismo instante en que nacemos, y quieran o no. Es su forma de hablar de ciertas cosas, sus silencios, la cara que ponen cuando escuchan las noticias, su forma de afrontar la vida, en definitiva, la que nos educa y la que nos transmite todos esos prejuicios.



Y bien, no es que nosotros no podamos hacer nada con eso. Todo lo contrario. Creo que lo que dice mucho de una persona es su lucha contra los prejuicios que le han sido transmitidos, y su intento de no transmitirlos a sus propios hijos.



Ya sé, ese intento de que nuestros hijos no tengan prejuicios es un intento vano. Claro que los tendrán, pero serán menos…