Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2017

Adiós, enero

Este mes de enero no ha sido demasiado bueno para mí. En realidad, ha sido muy malo. Y estaba deseando que terminara.



Empezamos el año estando malitos, con gripe, casi todos en casa, y sin muchas ganas de nada. Tanto que nos fuimos a la cama poco después de las uvas.



El día de los Reyes Magos fue, como siempre, algo especial, pero ya no veo brillar los ojos de mis hijos como lo hacían antes. Y es que los años no perdonan en estas cosas.

Empezaron las clases y se hizo un poco cuesta arriba, pero lo que más me ha marcado han sido varios problemas familiares que hemos tenido estos días, y una nostalgia que no se me quita de la mente. ¿Nostalgia de qué? Quizá, creo, de ser hija de nuevo, de no tener sobre mis hombros todos los problemas del mundo, de poder decir: "papá, o mamá, esto no me sale" y dejar que ellos lo solucionen todo.



Además, el mes se ha visto aderezado por varias consultas médicas, revisiones y demás.

Lo único positivo, y lo dejo para el final, ha sido la vuelta …

Mis alumnos de este curso (3)

Ana es mi alumna más especial. Y lo es porque hasta ahora me ha resultado imposible llegar a ella. Y creo que nadie lo ha hecho.



Según las personas que la conocen más, y mi orientadora, Ana tiene algún tipo de trastorno de la personalidad que no saben a ciencia cierta porque su madre, al insinuárselo, dejó de venir al centro y negó la palabra a los profesores cuando los ve por la calle.

Es una niña totalmente dependiente y que no sabe desenvolverse sola en muchos ámbitos de la vida cotidiana. Y luego, por ejemplo, es capaz de aprobar exámenes, especialmente si se trata de cuestiones mecánicas. Sabe hacer operaciones matemáticas pero no resolver problemas. Sabe y se estudia toda la teoría de lo que sea pero luego no sabe qué contestar si, como por ejemplo el jueves pasado, le pregunto que qué problemas cree que tienen la ciudades actuales. Lo busca en google, poniendo la pregunta con todas las letras, pero no sabe qué copiar de todo lo que encuentra, no sabe gestionar algo tan sencillo…

Esta semana 3

Si la semana pasada fue caca, esta semana nos hemos superado. Pero tenemos que haber tocado fondo (sí, por favor, por favor, por favor) y ahora solo se puede ir hacia arriba.




Esta semana he tenido claustro y un curso por las tardes que, junto con mi nueva rutina de pilates y zumba, me han dejado muerta. Me han dolido y me duelen todas las partes de mi cuerpo, de bailar, de saltar, de hacer abdominales... Y no he dormido mejor, porque mi cabeza va a mil por hora.




Esta semana he arrastrado tanto cansancio que no he tenido tiempo de ver pelis, salvo esas que os comenté ayer, pero tengo ahora mismo tantas que quiero ver que siento que no aprovecho nada el tiempo. Lo que sí he hecho ha sido leer, pero no tanto como tenía programado y pensado.




Esta semana no sé qué he hecho en clase que me parece que no hemos hecho nada en toda la semana, y es imposible, pero es mi impresión. Probablemente se deba a los preparativos para el día de la Paz, que nos han llevado un par de clases, y otra presentarl…

He visto 13

Otra vez es sábado y os cuento lo que he visto en esta semana, que ha sido poca cosa, la verdad.


Título: Vivir es fácil con los ojos cerrados.
Director: David Trueba.

No suelo ser muy aficionada al cine español, y lo siento porque me parece que todos deberíamos apoyar el producto nacional en todos los frentes. Por supuesto, también en el cine. Y como reconozco que tengo ciertos prejuicios hacia el cine español, por eso muchas veces me pierdo películas que sí merecen la pena. He visto esta a ratos, yo sola, porque mis hijos también huyen cuando pongo una película española. Y mi marido, que, por el contrario, es muy aficionado al cine español, ya la había visto.

Me ha gustado bastante esta historia de un maestro de inglés que quiere conocer a John Lennon y todos los personajes con los que se encuentra. Es muy tierna.



Titulo: Tomorrowland: el mundo del mañana.
Director: Brad Bird.

Me puse a verla con el peque el fin de semana y parecía que iba a ser interesante, pero realmente no me gustó de…

Libros y más libros

Hoy me gustaría publicar una reseña de un libro, como hago más o menos todas las semanas, pero no va a poder ser, no porque no esté leyendo, sino todo lo contrario.



Están siendo unos días muy lectores, en los que además estoy disfrutando de mis ratos de lectura, y mucho, pero los libros que ocupan ahora mismo mi mesita son varios, y al menos dos de ellos serán enviados en breve, o al menos eso espero, a recorrer mundo, porque son el comienzo de los grupos de libros viajeros que por fin he terminado de organizar.




Me encanta la idea de leer acompañada, y eso es lo que implica un libro viajero, así que estoy muy contenta con estos grupos que hemos formado. Pero también significa que estos días no estoy teniendo tiempo para nada más.




Luego está mi lista de pendientes, que crece cada día, y que llega un momento en que no sé ni por dónde empezar, porque voy apuntando en mi agenda, en un archivo que tengo en el ordenador, en mi lista de deseos de Amazon, en las notas de mi teléfono, pero no …

Otras vidas

Siempre he pensado que había tenido una infancia más o menos feliz, y sin embargo, en los últimos tiempos he estado pensando en ello y creo que tengo demasiados traumas para afirmarlo. La palabra trauma quizá sea excesiva aquí. No se trata de cosas graves, incapacitantes, pero sí de asuntos pequeños y no tan pequeños que no soporto y que tienen que ver con mi infancia.




La adolescencia suele ser difícil para todos así que me sentí una más y creo que en instituto fue una etapa feliz de mi vida. Al menos así la recuerdo, aunque a veces los recuerdos puedan engañarnos.




La juventud fue complicada, mucho, tanto como que con veintidós años  (y un hermano de dieciséis) se separaron mis padres, algo que me hizo tener que renunciar a mi Erasmus y pasé en unos meses a ser cabeza de la familia. No me falta nadie, no es eso, ni padre ni madre. Y siempre han estado ahí los dos para todo, tanto económicamente como en los afectos, y solo por eso podría considerarme afortunada. Pero desde su separació…

Dos series juveniles

Al empezar el año, hemos cogido la costumbre de cenar juntos mi peque y yo viendo un capítulo. Quizá penséis que no es lo mejor del mundo, pero las cenas en mi casa son un caos, y cada uno cena por su cuenta, por horarios y demás, así que el niño solía cenar solo en la cocina, y la mayoría de los días yo le acompañaba, sentada a su lado para darle conversación.

Esta nueva costumbre nos viene bien a los dos, especialmente por intentar compartir un rato que no sea dedicado a los deberes.

Hemos visto la primera temporada de una serie y estamos con otra. Os cuento.

La primera que hemos visto es Las crónicas de Shannara.



En la información de Netflix ponía para mayores de doce años, así que imaginé que íbamos un poco justos con la edad, y me parece una clasificación adecuada, porque hay algo de sangre y también un poco de sexo, sin ser demasiado explícito.

A mi hijo le ha gustado mucho, tanto que este fin de semana aprovechó para volver a empezarla.

Es una serie un poco loca, ambientada en …

Mis alumnos de este curso (2)

Segunda entrega de la serie de entradas que destino a mis alumnos.

Jonathan es el mejor amigo de Sara. No he visto nunca entre los alumnos una amistad más verdadera, un amigo de esos que te dice la verdad aunque te duela y que está a tu lado aunque te enfades con él.



Se hace el malote, pero es muy bueno, jamás te contestaría mal ni haría nada para molestarte; lo que pasa es que en clase no hace nada. Absolutamente nada. Y eso que es, con diferencia, el más inteligente de la clase.

Sus mayores preocupaciones son: sus amigos, el pueblo, la bici, las chicas, sus caballos, sus perros, sus gatos...



Dispone de demasiado dinero y demasiada libertad para su edad, al menos en mi opinión. Hace poco hizo negocios con alguien para comprar un caballo, ¡con su dinero!

- Pero luego hay que alimentarlo.

- Sí, claro, no es problema, profe.

Hace siempre un poco menos de lo que le pides, pero en el filo, sin llegar a que te enfades con él y, si le riñes, inmediatamente se reconduce para que las cosas no…

Esta semana 2

Esta semana podría ser resumida con un emoticono. Este:





Esta semana he tenido varias reuniones: con la tutora y psicóloga del colegio de mi hijo pequeño, porque tengo muchas dudas sobre su futuro, ahora que termina primaria. Con unas profesoras que organizan viajes de verano al extranjero para ir buscándole algo a mi hijo mayor, que quiero que este verano, por fin, aprovechando que parece un poco más centrado, salga fuera un mes, al menos, y vea algo de mundo, y si de paso mejora su inglés, pues mucho mejor. Con la inspectora de mi centro, que nos va a hacer lo suyo, una inspección, precisamente a mi departamento, este curso.


Esta semana he empezado con las clases de zumba, y me han encantado, como ya suponía. Y he seguido con el pilates, lo cual me ha tenido cansada todo el día, porque estoy en muy baja forma, y porque tampoco duermo demasiado bien.



Esta semana he leído bastante porque tenía que terminar todo lo que tenía empezado antes de darle caña a los libros viajeros en los que me …

He visto 12

En esta semana creí que no había visto nada que pudiera contaros, pero entre unos ratos y otros resulta que sí hay tres cositas de las que os puedo hablar.



Título: Una historia casi divertida.
Directora: Anna Boden.


Había visto el título en sugerencias de Netflix una y otra vez pero pensé que era una comedia tonta sin más, y resulta que es una de esas historias un poco raras y sencillas que a mí tanto me gustan. Un chico ingresa en un hospital psiquiátrico porque tiene deseos de acabar con su vida. Y ahí empieza a conocer personas que le cambiarán para siempre.



Título: Supersize me.
Director: Morgan Spurlock.

Una tarde de esta semana nos sentamos los cuatro a ver este documental sobre la industria de la comida rápida en Estados Unidos. Pensaba que me iba a impactar más, y me pareció un poco "tonto". Entiendo el experimento: una persona que se pasa un mes comiendo solamente comida del McDonald's y el daño que eso le hace a su cuerpo. Lo que más me asombra, a pesar de saberlo,…

Imagen

Ayer estuve pensando, a raíz de algunas conversaciones de los últimos días, en cómo somos y cómo nos mostramos.



Creo que en todos nosotros hay tres imágenes diferentes: cómo nos ven los demás, la imagen de nosotros mismos que queremos mostrar y lo que somos en realidad.

Si sabemos vendernos bien, probablemente la imagen que queremos dar y la que tienen los demás de nosotros sean bastante parecidas, pero nunca iguales. Ahora, lo que somos, como somos de verdad, eso solo lo saben los más allegados, y a veces ni eso.



Por ejemplo, yo misma. Suelo publicar a diario y puede que algunos de los que pasáis por aquí penséis que soy una persona bastante organizada. A mí me encanta que lo penséis porque eso está muy lejos de mi realidad, y es que soy un desastre con patas. Soy, por ejemplo, muy desordenada, y aunque a veces lo he dicho por aquí, me temo que muchos tenéis formada ya vuestra propia opinión y pensaréis que exagero. Pero no es así.

Ahora mismo escribo esto a toda prisa, porque la ide…

Para acabar con Eddy Bellegueule

Este libro lo saqué de instagram, de uno de esos hastag lectores que tanto le gustan a Dina. Gracias a uno de ellos di con la cuenta de @queridajuliet, de la que ya he apuntado un montón de libros para leer.



Título: Para acabar con Eddy Bellegueule. (Enlace de Amazon)
Autor: Edouard Louis.
Editorial: Salamandra.

Se trata de un libro duro, pero escrito como desde la distancia, como si cuentas algo que te duele tanto que prefieres hacerlo como si le hubiera ocurrido a otro, como si tú ni siquiera estuvieras allí.

Está basado en la propia experiencia de niñez y juventud del autor, así que el personaje principal es él mismo. Y, como digo, se muestra distante hacia muchas de las experiencias que ha vivido por ser duras para él de contar.

Eddy es consciente desde pequeño, quizá desde su nacimiento, de que es diferente a los demás. Sus padres y hermanos también, y su entorno, por supuesto. Pero todos, incluido él mismo, reacciona violentamente a su condición de homosexual.

Lo que más me ha sorp…

Libros y alumnos: una duda

Tengo una duda que me está volviendo loca últimamente y tiene que ver con mi trabajo. Os lo planteo:




Desde siempre me han gustado los libros y por tanto las labores de fomento de la lectura. En los últimos años, en mis dos centros anteriores y también en este, o bien he tenido la responsabilidad del Plan de Fomento de la lectura o por lo menos me han dejado hacer lo que he querido en ese terreno.

Y siempre he tenido bastante éxito con los libros que escojo para mis alumnos, porque leo mucha literatura juvenil y, cuando lo hago, pienso siempre en si a mis alumnos les gustaría leer eso o no.




En los últimos años además me propuse llevar autores a las aulas, y algunos han venido porque las editoriales tienen cada año uno o varios "en oferta" para ir a los institutos, y otros gracias a una labor de insistencia cercana al acoso por mi parte.

Pues bien, aquí está el problema. Los autores vienen cuando tú pides a los alumnos que lean determinado libro, y eso me está dando poco marge…